viernes, 12 de abril de 2013

Podría

Podría hablar de tus ojos y ese destello cuando me miran, podría enumerar tus sonrisas, cada uno de tus lunares, besar cada sombra de ti, contar tus palabras bellas perderme en las rimas de tus curvas, esas que me vuelven loca. Podría hablar de tus labios y esa manera de besarte, de tus manos, tu cuello (que besarlo te enloquece), podría recordar cada momento a tu lado, los pasos que dimos, las calles recorridas.
¿Donde quedaron tus abrazos? aquellos que me daban la vida y me dejaban guardar tu olor, aquellos que me dejaban tomar tu cintura y tu alma. Abrazos que ahora me rompen, porque no queda más que tu recuerdo, la sombra de aquello; quisiera hacer poesía de ti, pero no me quedan mas que añoranzas y un puño de notas donde me decías que me querías...
¿Recuerdas las canciones dedicadas? las sigo escuchando de vez en cuando para volver a sentir mariposas, hoy ese estruendo no es más que hambre, hambre de ti y de aquello, de lo que fuimos y no será...
A veces me pregunto si me quisiste, a veces me pregunto que será de ti, sin embargo sólo queda mirar al horizonte y pensar si yo te quise y durante cuanto seguiré queriéndote, porque a pesar de todo sigues aquí, con tu mano sobre la mía, tu recuerdo en mi mente y mi corazón en tus manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada